Marketing deportivo, un reto en el centro de las organizaciones deportivas

Redacción: Gestión Sport UPV.

Los equipos deportivos y las franquicias operan de manera muy similar a las grandes empresas. Emplean expertos financieros y líderes operativos para ayudar a que la organización funcione de la manera más eficiente y eficaz posible, por ejemplo. También, como cualquier empresa, priorizan el acercamiento a los consumidores y tienen como objetivo garantizar que las asociaciones públicas con la «marca» del equipo sean totalmente positivas.

Las organizaciones deportivas son, ante todo, empresas. Para pagar a los jugadores, mantener las instalaciones y montar un espectáculo emocionante durante todos y cada uno de los juegos, las entidades deportivas dependen de los ingresos constantes de la venta de entradas y los patrocinios. Esto significa promoción a través de diversos canales de medios y un enfoque en involucrar a las comunidades para impulsar su apego al equipo.

El desafío de promover un evento deportivo, por no hablar de impulsar la venta de entradas durante toda una temporada, definitivamente requiere una comprensión refinada de los medios, las comunicaciones y la audiencia involucrada. Pero el desafío es emocionante, lo que hace que el marketing deportivo sea una carrera profesional muy deseable para muchos.

Retos del especialista en marketing deportivo

El principal reto del especialista en marketing deportivo constituye promover la marca y la imagen de un equipo a través de varios medios diferentes e impulsar números de asistencia consistentemente altos. Esto puede involucrar cualquier cosa, desde la colocación de anuncios hasta el fomento de una presencia activa en las redes sociales, al igual que la promoción de productos para otra empresa.

La diferencia es que los especialistas en marketing deportivo están vendiendo una experiencia y la oportunidad para que los consumidores vean jugar a sus atletas y equipos favoritos, pero una organización deportiva debe ganarse su lugar como equipo favorito, primero. Esto no es solo una cuestión de superioridad atlética (aunque ciertamente puede ayudar). Hay equipos que han tenido éxito en la construcción de su marca después de años de bajo rendimiento, creando una audiencia nacional masiva al poner la identidad del equipo al frente y al centro. A veces, incluso trabajan directamente con entrenadores y personalidades emergentes para desarrollar un estilo y una voz distintos.

Por tanto, cuando hablamos de un especialista en marketing deportivo hemos de considerar que este requiere una preparación y un desarrollo profesional propios que lo capaciten para llevar a cabo todas sus responsabilidades con éxito. La formación y la experiencia juegan un papel clave en las habilidades de esta nueva figura profesional emergente.