PRÁCTICA DEL EJERCICIO FÍSICO DURANTE EL EMBARAZO EN ESPAÑA

El embarazo es uno de los procesos mas apasionantes en la vida de la mujer. Durante esta etapa aparecen miedos, incertidumbre y numerosos cambios en sus sistemas corporales a nivel anatómico, fisiológico y psicológico. Factores como; la edad, embarazos previos, estado físico y nutricional tienen influencia sobre la manera en la que se llevan a cabo todos estos cambios.

En lo que se refiere al ejercicio físico realizado durante esta etapa, resulta fundamental llevar a cabo una práctica habitual. En la actualidad cada vez es más frecuente que la mujer mantenga sus niveles de actividad física previos al embarazo, adaptando los tipos de ejercicios, intensidad y duración a esta nueva etapa en la que se encuentra. Esto en gran parte se debe a los numerosos estudios fehacientes sobre los beneficios que aportan la práctica de ejercicio físico sin producir riesgos de carácter materno-fetal durante el embarazo y a la gran labor de los profesionales de la salud y del deporte.

Sin embargo, estudios recientes muestran como un gran porcentaje de mujeres (42%) decide no realizar ningún tipo de ejercicio durante el embarazo y esto se debe al miedo que tienen de causar daño al feto, falta de tiempo, desconocimiento sobre la práctica de ejercicio de una manera segura durante esta etapa, miedo a sufrir alguna lesión o simplemente porque antes del embarazo no practicaba ningún tipo de deporte.

Este dato resulta elevado, sin embargo, se ha reducido notablemente, si lo comparamos con los resultados obtenidos en un estudio realizado en el año 2013, el cual mostraba datos más elevados del porcentaje de mujeres embarazadas que no realizaban ningún tipo ejercicio físico durante esta etapa (68%). Esto es un indicador de que España evoluciona notablemente en este aspecto pero  debe seguir trabajando para conseguir aumentar la práctica deportiva durante el embarazo.

Débora Palomares Andrade

Alumna del Máster en Gestión Deportiva