FIFA le otorga el mundial 2034 a Arabia Saudí

El martes 31 de octubre, Gianni Infantino a través de sus redes sociales confirmó que el mundial 2034 se disputará en Arabia Saudí, destacando como un hecho memorable que las próximas tres ediciones de la Copa del Mundo se celebren en cinco continentes y diez países distintos.


En octubre de 2007 la FIFA estableció que las Confederaciones que albergasen una Copa del Mundo no podrían optar a volverla a organizar hasta pasadas dos ediciones desde que hizo el último. Y en el mundo existen 6 confederaciones, la CONCACAF (América del norte y América central), CONMEBOL (Sudamérica), UEFA (Europa), CAF (África), AFC (Asia) y OFC (Oceanía). Y esta estrategia de rotación es la que ha utilizado la FIFA para que en 2034 no quede otra candidata más que Arabia Saudí.


Ya que el mundial 2026 se va a organizar en EEUU, Canadá y México, por tanto, la CONCACAF no puede optar al mundial 2034, y en 2030 había tres candidaturas, la que unía a España, Portugal y Marruecos (UEFA y CAF), la que presentaba CONMEBOL con Argentina, Paraguay y Uruguay, y por último una candidatura de Egipto, Arabia Saudí y Grecia, que uniría tres confederaciones.


Pues la FIFA decidió unir las candidaturas de España, Portugal y Marruecos junto a la de Argentina, Paraguay y Uruguay, diputándose el primer partido del mundial en Uruguay, el segundo en Argentina y el tercero en Paraguay, para acabar de disputarse el mundial en España, Marruecos y Portugal, eliminando así la posibilidad en 2034 de que puedan ser organizadores la CONMEBOL, LA UEFA Y LA CAF, y estando eliminada ya la CONCACAF solo quedarían dos confederaciones candidatas, la OCF y la AFC.


Sin embargo, aún existía la posibilidad de que un país de Oceanía presentase una candidatura, que fue el caso de Australia. Pero el 4 de octubre de 2023 la FIFA anunció que el 31 de octubre de este mismo año, es decir 25 días después, finalizaba el plazo para presentar candidaturas al mundial 2034, cuando para que se dispute el mundial faltan 11 años. Lo que dejaba a las posibles candidatas con menos de un mes para presentar una candidatura, a pesar de ello, Arabia Saudí presentó su candidatura solo
cinco días después del anuncio de la FIFA, mientras que Australia tuvo que apresurarse, y trabajaron en ello junto con Indonesia para presentar la candidatura, ya que sería el primer mundial en la historia organizado en Oceanía, y después del éxito que tuvo el mundial femenino en Australia 2023, tenían argumentos de peso para poder organizar una Copa del Mundo masculina sin problemas. Pero solo una semana más tarde de conocer que Indonesia formaría parte de la candidatura, anunciaron que ya no iban a
presentarse junto a Australia y en su lugar apoyarían a Arabia Saudí. Como dato curioso, al día siguiente hubo una reunión entre el presidente de Indonesia y el príncipe de Arabia Saudí donde acordaron profundizar en sus relaciones bilaterales en muchos ámbitos distintos, entre ellos el deporte.


Por tanto, Australia decidió no presentar una candidatura para el mundial 2034, quedando ahora sí, solo la posibilidad de que se disputase la Copa del Mundo en 2034 en Arabia Saudí.


En conclusión, a pesar del intento del presidente de la FIFA a través de su post en Instagram de disfrazar este acto como una “globalización del fútbol”, y de mostrar que es “la exhibición perfecta para un mensaje de unidad e inclusión”, es evidente que ha sido toda una estrategia perfectamente medida para que en 2034 Arabia Saudí no tuviese rivales para la organización de la Copa del Mundo.


Carlos Rodrigo Palop.

Estudiante del máster en Gestión Deportiva en la UPV